VERANO 1993. Carla Simón

Un acierto total la propuesta de la directora Carla Simón. Verano 1993 es una película con una sensibilidad y estética con sello personal o mejor dicho, se aventura por un camino expresivo que habitualmente no podemos disfrutar en los cines. Una película donde las protagonistas son dos niñas de 6 y 4 años que ocupan la mayor parte de la pantalla. Solo con eso ya estamos ante una directora valiente si además cuenta relaciones familiares en las que la pérdida, el duelo, la enfermedad están presentes y lo hace desde el respeto, sin lágrima fácil, desde la verdad de los personajes ya podemos decir que estamos ante una Directora de las que nos darán muchas alegrías.

En Verano 1993 sentimos las emociones de la pequeña Frida de 6 años que ha perdido a su madre enferma de SIDA. No se nombra porque nuestro punto de vista es el de la niña pero sí que vemos las reacciones familiares y vecinales. Fueron años en los que en algunos barrios la enfermedad se cebó con personas muy  jóvenes y dejó muchos niños y niñas huérfanos. En este caso Carla Simón vuelve a su propia biografía y la expresa desde el ejercicio de indagación, de recuerdo, tanto suyo como los de sus padres adoptivos. Va componiendo un panorama emocional muy rico, poquito a poco, respetando los tiempos de las niñas, desde el realismo y la verdad.

Pocas pelis de niñas tan pequeñitas podemos citar, Verano 1993 ha llegado para quedarse como referente de mirada de niñas. Las actrices bordan sus personajes tanto Frida como su prima de 4 añitos. Nos regalan momentos de humor, frescura, ingenuidad pero también de angustia, tristeza y dolor. Va a ser una peli ineludible para familias en tránsito de adopción, a los/las profesionales de la psicología y pedagogía también interesará así como en general al mundo de la educación por la autenticidad que hay en el tratamiento del duelo.

Deseando que muchas más mujeres se pongan detrás de las cámaras para poder disfrutar de historias tan originales, auténticas y bien hechas como esta. Por cierto, presencia ante la cámara de buen número de personajes femeninos, además de diversos, esos personajes tienen voz y minutos, no se ejerce contra ellas violencia física ni verbal, no hay morbo ni desnudos gratuitos, las relaciones familiares se perciben como igualitarias, aparecen personas mayores que juegan papeles importantes en la vida familiar. Aparecen niños jugando en el parque, el papel de familias cuidadoras (rutinas como atarse los cordones, bañarse, peinarse), entornos como la carnicería donde hay mujeres a los dos lados del mostrador, las fiestas para niños. Vamos, un mundo real!

Si te gustan pelis como: Tomboy, Water Lilies, Mamá está en la peluquería, Rara desearás que Céline Schiamma,  Léa Pool, Pepa San Martín y ahora Carla Simón tengan pronto presupuesto para contar más historias.

 

Anuncios

Acerca de afri2

Entusiasta amante del cine
Esta entrada fue publicada en drama, mujeres, niños/as. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s