PAGO JUSTO. Huelga de mujeres y Bárbara Castle ministra pro igual salario

Las mujeres de la fábrica Dagenham de Ford en la que trabajaban mujeres, realizaron una huelga reclamando igual salario que los varones. Esto fue en 1968 en tiempos de vacas gordas. Hoy Primero de Mayo, en tiempos de recesión nos sirve de relato esperanzador para confiar en que el cambio es posible. Sin embargo, nos sirve para comprobar que poco ha cambiado cuando la brecha salarial va en alza y las mujeres cobran un 25%menos que los varones además de sufrir múltiples discriminaciones en el mundo laboral.

Interesa saber que se basa en hechos reales y que las mujeres de la fábrica plantaron cara tanto a Ford, al gobierno de Gran Bretaña como a los sindicatos dirigidos por hombres que no asumían la demanda de las mujeres. Consiguieron la ley “Equal Pay Act” en Reino Unido en 1970 que supuso un avance importante en la consecución de derechos laborales para las mujeres. En estos tiempos de deslocalización vemos cómo la empresa amenazaba con el mismo argumento. 

El contenido feminista de Made in Dahenham, se basa en el convencimiento de la protagonista de la justicia de su demanda. No es un privilegio es un derecho lo que reclamaban y eso les da fortaleza además de jugar en clave de sororidad. La ministra de Trabajo, BÁRBARA CASTLE, socialista, del partido laborista, conocida como LA REINA ROJA, asume la justicia de la demanda y consiguió consolidarla mediante ley. La sororidad está presente en el relato. Sin el papel de una mujer ministra seguramente las mujeres lo hubieran tenido más difícil. La mujer del empresario también se entiende en esta clave. La solidaridad de género está por encima de la de clase. Este hecho ha sido clave en la lucha feminista, que ha teorizado sobre la unidad de las mujeres frente a un sistema que conculca los derechos de todas independientemente de su clase. En la foto superior aparece la Ministra, Barbara Castle con las trabajadoras en huelga, escena que la película incorpora. Uno de los valores destacados de Made in Dahenham, es que se oyen las voces de las protagonistas en los créditos y eso le da un punto realista que pone en su sitio el tono de buen rollo que lleva la peli. Seguramente confrontar a los sindicatos machistas de la época, a sus propios compañeros, empresarios y gobierno tuvo costes que no se perciben pero quien quiera investigar podrá encontrarlos.

El elenco femenino dota de intensidad la lucha, especialmente la protagonista Sally Hawkins que destaca en este reparto coral. Consigue dotar al personaje de una fuerza basada en la justicia de sus palabras y la capacidad de defender sus ideas con sus fuertes convicciones. El papel de parejas y compañeros varones se mantiene dentro del tono “happy” de la peli apoyándolas en la lucha.

Pocas pelis tratan de los problemas laborales específicos que sufren las mujeres, referente:Ni dios ni patrón ni marido de Laura Mañá. Pago justo- Made in Dahengam puede estar en un lugar destacado. Ahora bien, el hecho histórico da para muchísimo más así que tendremos que esperar un cambio de tono más reivindicativo.

Anuncios

Acerca de afri2

Entusiasta amante del cine
Esta entrada fue publicada en cine social, comedia dramática, drama, historia s.XX, mujeres. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s