BAR BAHAR/ ENTRE DOS MUNDOS. Directora Maysaloun Hamoud

Maysaloun Hamoud ha dirigido Bar Bahar y con ello una de las pelis feministas más interesantes de 2016.

Nos sitúa en Tel Aviv, una de las ciudades más “abiertas” de Oriente Medio en derechos lgtb. De hecho se celebra el Pride más nutrido de la zona por no decir el único. Las protagonistas son tres jóvenes mujeres palestinas con nacionalidad israelí. Forman parte de una comunidad de 2 millones de palestinos que suponen el 20% de la población israelí pero cuyas libertades y promoción no están garantizadas al mismo nivel que la de otros israelíes de origen distinto al árabe. Maysaloun ha querido reflejar esta situación de exclusión que viven dentro de Israel pero lo que más impacta es ver cómo todas las comunidades que conviven en Israel tiene algo en común y es el dominio férreo del poder de los hombres en todos los campos. Da igual que sean israelíes árabes o no árabes; árabes musulmanes o árabes cristianos; todos comparten unos valores patriarcales idénticos. descarga-2

La elección de las tres protagonistas nos lleva a ver varios perfiles de mujeres árabes y cómo desean vivir cada una su vida. La directora israelí, de origen palestino, ha querido dar visibilidad a mujeres libres pero también a aquellas que proceden del entorno del islamismo integrista que conculca sus derechos. Una de las novedades que nos trae Maysaloun Hamoud, es la visibilidad que da a mujeres árabes lesbianas que se nombran y viven en positivo. Una realidad que pocas pelis se atreven a reflejar. En este caso, como dice la directora, se basa en una historia lésbica real. Algunas pelis, intentaron con sutileza como Caramel, otras con más fuerza, I Can Think Straight hablar de las relaciones lésbicas en Oriente Próximo. Entre dos mundos/Bar Bahar consigue ponerles voz y que resuenen como opción radical muy positiva. Muchas se verán reflejadas en la pareja de chicas lesbianas que no están dispuestas a negar su sexualidad ni a esconderse. Ya estamos esperando la siguiente y a poder ser que tengan el carisma de Salma (Sana Jammalieh) que borda su personaje.

La directora no lo tuvo fácil para encontrar actrices valientes que quisieran llevar al cine mujeres libres como éstas. Sin duda el temor al integrismo es fuerte y lastra incluso a las actrices para elegir este tipo de papeles. En el caso de la joven  DJ Salma, la actriz  Sana Jammalieh decidió enseguida protagonizarlo y nos ha regalado así otra heroína “de cine” lésbico.

En la vida de estas tres chicas que desean ser libres y dan el paso adelante para serlo se percibe cómo los límites se los pone el poder y éste está siempre atesorado y administrado por los mismos, independientemente del sustrato cultural del que provengan. Bar Bahar es interesante, porque se pone del lado de las mujeres y pone en evidencia su falta de libertad. Las protagonistas que elige, deciden vivir fieles a sí mismas, sin retorno posible, sin cesiones ante las normas retrógradas establecidas. Iremos viendo cómo supone costes emocionales. El acierto de Maysaloun Hamoud es hacernos ver que la libertad de las mujeres en todos los lugares y también en estas comunidades que retrata, tiene costes y que la sororidad es el camino para superarlos. bar-bahar-in-between-34493-g7Los varones que apuestan por la modernidad, consideran todavía una amenaza a las mujeres que quieren ser libres. Por eso, perfila las posturas de varones de distinto origen y filiación cultural y en todos los casos tienen dificultades para respetar a las mujeres. En eso se parecen, cuando por el contrario, en asuntos políticos y religiosos tienen tantas discrepancias.img_2671

Por todo esto y mucho más no es de extrañar que cosechara tantos premios en el Festival de Cine de San Sebastián y Toronto. Hay que celebrar que la distribuidora Golem, ha comprado los derechos y se va a poder ver en salas. Ah!!! La música buenísima.

Deseamos que el aire fresco que trajo la Primavera Árabe y que en parte nos trae Bar Bahar siga corriendo como lo hizo con À peine j´ouvre les yeux,  Women in Sink  o Mammou/Prohibido

Así que hay que ir a verla a las salas. Conseguiréis que os acompañen Salma, Laila y Nur con toda su fuerza durante mucho tiempo y os dejarán con las ganas de ver otra peli en la que ellas vuelvan a ser las protagonistas.

Anuncios

Acerca de afri2

Entusiasta amante del cine
Esta entrada fue publicada en cine de Oriente, cine social, drama, mujeres, tema gay-lésbico. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s