RARA. Una peli exquisita y sutil. Pepa San Martín.

20160920_205839

“RARA” va a ser una de las mejores películas de 2016 para Cineparatodas. Después de verla en el Festival de San Sebastián y de aplaudir el merecido premio Sebastiane latino, queda grabada sensiblemente en la memoria.

Son muchas las razones. Destaca por contar una historia desde el punto de vista de una niña de 13 años y de hacerlo desde su percepción de la realidad. Con un estilo narrativo, cuidadoso, con un guión bien mimado, nos adentra en el hogar de dos madres con sus dos niñas y la problemática que surge con el padre de las pequeñas. Entramos de lleno en los dos hogares por los que transitan las niñas pero sin centrarnos en el enfrentamiento, vamos viviendo el día a día de una niña y sus posicionamientos continuos además de los de sus madres y padre. Pepa San Martín nos invita a conocer el colegio donde estudian las pequeñas, por cierto, con un modelo coeducativo, con espacios muy igualitarios pero donde la homofobia soterrada emerge sutilmente unas veces y hace estar alerta a la jovencita Sara. Otras veces Sara, sentirá la homofobia con un trazo más grueso al tener que oír los consejos del director de su cole. Todo este murmullo que escucha la niña, condiciona su preadolescencia. Ese camino de reafirmación de su personalidad es el que nos ayuda a comprender Pepa San Martín. Ahí está el mérito de la película, hacernos sentir cómo vive Sara y cómo enfrenta ese murmullo que en ocasiones se convierte en ruido y le crea confusión. Ese es el tema sobre el que carga la directora chilena.

rara-de-pepa-san-martinUna de las señas de identidad de la peli es que nos habla de amor lésbico sin desnudos y de una niña preadolescente sin sexualizarla y sin embargo en la peli hay sexo con pasión, lesbianas que se aman intensamente y una jovencita que está despertando a la sexualidad. Pepa San Martín lo hace posible. En este aspecto podemos decir que Rara es una joyita de película. Se sale de estereotipos de género, de roles habituales en otras pelis dando al conjunto una fuerza y credibilidad emocionantes. Todo esto, por si fuera poco, con elementos de la cotidianidad muy reconocibles que hacen que el grito que lanza la película pidiendo respeto y tolerancia hacia las niñas que viven en hogares con dos madres se oiga claro y nítido y nos posicionemos del lado de esta familia con mayúsculas. Se siente el compromiso de Pepa San Martín con la igualdad, con el respeto de los derechos de las madres lesbianas. Lo que marca la diferencia es que lo hace de un forma sutil, exquisita, elegante, sin discursos militantes pero con muchísima fuerza vital. No nos cabe duda que va a ser una de las pelis que marca diferencias cualitativas dentro del cine Lgbtq por su planteamiento y apertura de posibilidades narrativas.

Hace visibles muchos más temas, la presencia de las abuelas en las familias, las relaciones madre/hija, cómo se crean lazos familiares profundos, el valor de la amigas en la preadolescencia, la presencia de las mujeres en carreras profesionales, escuelas coeducativas. Todos estos temas poco presentes en el cine y que con RARA, tendremos ocasión de disfrutar.

Deseamos que Pepa San Martín pueda realizar muchas más pelis, que cuente con productoras tan estupendas como Macarena López. Su apuesta inteligente hace que queramos seguir también sus futuras propuestas.

Esta película todavía no tiene distribuidora en España y eso que viene de cosechar éxitos en Berlín, Amsterdam o en distintos festivales italianos.  Tras recibir el largo aplauso del público al terminar la proyección en San Sebastián y recibir el premio Sebastiane latino no nos cabe duda de que alguna distribuidora habrá comprado los derechos de proyección cuanto antes y podremos verla en las salas de nuestras ciudades.

En cuanto a evocaciones, esta peli me lleva a conexiones con Anna Muylaert y su peli Una segunda madre pero también a Léa Pool y su Mamá está en la peluquería una genealogía de directoras que conecta también con Céline Schiamma en Tomboy o en  Girlhood. Un hilo de Ariadna basado en el respeto y la convicción profunda de que las cosas pueden cambiar y de que en este camino, el cine es un aliado de primera.

Muy adecuada para trabajar en las aulas de Primaria y Secundaria la atención a la diversidad, inclusividad, coeducación.

Anuncios

Acerca de afri2

Entusiasta amante del cine
Esta entrada fue publicada en cine de adolescentes, enseñanza, mujeres, niños/as, tema gay-lésbico. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s