NI DIOS, NI PATRÓN, NI MARIDO. Laura Mañá. Precursora de Sufragistas.

Ni_Dios_ni_patr_n_ni_marido-211632402-largeAyer vi Sufragistas y la  sensación durante toda la película fue que se parecía muchísimo a la película de Laura Mañá: Ni dios, ni patrón, ni marido. Se asemeja no solo en el contenido, la lucha de las mujeres por la igualdad a finales del XIX y comienzos del XX, se asemeja también por la concepción de espacios, la situación de la cámara en la fábrica, cómo ha grabado las escenas de enfrentamiento de las mujeres frente a policía o frente a matones a sueldo.

Por eso me voy a detener en la figura de Virginia Bolten (fundadora del periódico La Voz de la Mujer que se editó en 1896 y 1897) que es la protagonista de la película de Laura Mañá. Se trata de una figura señera en la lucha de las mujeres argentinas. Militante anarquista, se introduce en una fábrica y empieza a denunciar las penosas condiciones en que trabajan las mujeres. Más horas, menor sueldo, sin tiempo de ocuparse de sus hijos/as, trabajo en casa para sus maridos y abusos sexuales por parte del patrón.

En 2009, Mañá se reivindica con una película de época, con el personaje de una lideresa-heroína de la Historia Argentina y de la Historia de las Mujeres. Parece mentira que antes no se haya trabajado este filón de mujeres fuertes y empoderadas cuyo mensaje visionario agradecemos ahora mismo pero silenciadas y ninguneadas por la Historia Oficial, la memoria e incluso el Cine. La elección hace de Mañá una precursora indiscutible de pelis como la recién estrenada: Sufragistas. En 2003, llevó a las pantallas de TVE un documental sobre Clara Campoamor y su labor clave para la consecución del derecho al voto en España. Con posterioridad a Concepción Arenal.  El largometraje dedicado a un personaje concreto y reivindicativo como Virginia Bolten también se lo debemos a Mañá. Sarah Gavron, la directora de Sufragistas (2015), ha tenido en cuenta esta película.  El mérito de Mañá, fue elegir un personaje histórico, algo que hubiera estado muy bien en la peli  Sufragistas, cuya prota proviene de la ficción.

De cualquier modo, también hay que decir que la segunda trama de Ni dios, ni patrón, ni marido, no está del todo hilvanada con la reivindicación feminista y más parece un teatro costumbrista que el merecido acompañamiento a la figura de Virginia Bolten. Pero todo no se puede tener. Obviando esa parte, hay que reconocerle a Mañá su acierto y el estímulo para que vengan más pelis de heroínas como esta.

Por otro lado, las reivindicaciones feministas de hace más de un siglo, ni de lejos están conquistadas y la estabilidad de los logros está siempre pendiente de un hilo. Hemos visto como sociedades que habían avanzado por la senda del feminismo en la segunda mitad del XX,  hoy se encuentran en retroceso evidente. Por eso esta pelis, que llevan la lucha feminista  a las pantallas son importantes para suplir el ostracismo a que  la Historia oficial la ha relegado y el Cine también.

Película muy necesaria para estudiar el movimiento anarcofeminista en institutos.

Anuncios

Acerca de afri2

Entusiasta amante del cine
Esta entrada fue publicada en biopic, cine político, cine social, enseñanza, Historia, mujeres. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s