UNA PASTELERÍA EN TOKIO. Poesía esencial.

una-pasteleria-en-tokio_blockhighlight620x364

La directora, Naomi Kawasi, nos deleita con una película diferente donde lo poético juega un papel principal. El cine también puede captar lo sensorial, los distintos colores de los cerezos en flor, el efecto del viento sobre ellos y eso formar parte del contenido de la película. Es lo que ocurre en esta propuesta de la directora japonesa. Penetraremos en el alma herida de tres personajes deliciosos de la mano de los sentidos. Nos llega el aroma de las tortitas de frijoles en todo su proceso, la textura, la atmósfera de los espacios por los que deambulan. Rezuma poesía, eso sí, muy esencial. No desborda en contenido pero sí en hacernos vivir momentos de sutileza sin par. Las razones de cada personaje no son lo más importante, son los momentos de sus vidas los que nos regalan.

Tal vez se pueda decir que es larga, casi dos horas, pero para quienes amen la sensibilidad de la artista, se hará corta.

El tema de la marginación, de la separación de la sociedad por distintos motivos está muy bien tratado y puede ser interesante para trabajar los problemas de la marginalidad y la integración. Además toca tres edades, la de la anciana, la del pastelero en edad madura y la de la estudiante adolescente. Un tributo al ciclo de la vida, de las estaciones y la vida sigue en plan “zen”.

Anuncios

Acerca de afri2

Entusiasta amante del cine
Esta entrada fue publicada en drama. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s