Dios mío, ¿pero qué hemos hecho? Comedia francesa

Para pasar un rato agradable con unas cuantas risas.  Se suceden chistes sobre los tópicos culturales atribuidos a magrebís, chinos, judíos o negros, siempre con un humor muy comedido y políticamente correcto. Nos introduce en lugares comunes para cualquier occidental. La película funciona si no le pedimos nada más que eso, sin embargo, no profundiza en nada. Los personajes están muy estereotipados y poco definidos, en especial las hijas del matrimonio, aunque bien es cierto que el matrimonio protagonista está mejor dibujado.

Desde el punto de vista social ha elegido una burguesía extremadamente conservadora, sin embargo, el contraste no se lleva al máximo porque los yernos son también aburguesados aunque sus orígenes sean lejanos, son machos alfa y reproducen un modelo de familia conservadora. Así que sólo utiliza como tema, los tópicos étnicos y funciona pero sin más aspiraciones para una comedia de costumbres.

Igual que Ocho apellidos vascos o Bienvenidos al Norte, el humor es blanco y aunque pone sobre la mesa el tema del racismo, no se mete con nadie. Seguramente los franceses sacan mucha más chispa a los chistes como supimos sacar aquí a los apellidos euskaldunes.

Anuncios

Acerca de afri2

Entusiasta amante del cine
Esta entrada fue publicada en comedia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s