El Cairo, 678

El acoso sexual a las mujeres es un problema de dimensiones increíbles en Egipto. Estos días estamos viendo cómo también lo es en India y otras naciones donde el ataque a mujeres viene apareciendo en los medios de comunicación. La contradicción es evidente. Por un lado, su moral indica que hay que proteger a las hermanas, esposas, madres, hijas. Hay que protegerlas y por ello deben de aparecer pudorosas en el espacio público, se las tapa, se las invisibiliza. Por otro lado, a pesar de ir tapadísimas se las ataca y son la diana de un acoso sexual depredador.

Todo se calla, desde las familias que hablan del honor de sus mujeres; desde la policía que mientras no les de trabajo, mejor y desde el gobierno que no quiere el problema femenino en su agenda.

En esta película se aprecia cómo se ha querido llevar el problema a la esfera política y se ha criticado el régimen de Mubarak en este aspecto. La historia posterior de la caída de Mubarak, la primavera árabe con demandas como la de esta película, y el ascenso de los Hermanos musulmanes ya la conocemos. De momento quienes soportan la dureza de esta moral son en primer lugar las mujeres de toda edad y toda clase social.

Anuncios

Acerca de afri2

Entusiasta amante del cine
Esta entrada fue publicada en cine de Oriente, cine social, drama, mujeres, testimonial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s