Millennium 2: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

Continua la historia de Lisbeth Salander, la heroína que se enfrenta a todos aquellos que odian a las mujeres, que las violan, las maltratan, trafican sexualmente con ellas. No es una víctima vengativa, más bien es una heroína que lucha por la justicia pero atípica (asocial, agresiva, asperger). Consigue emerger de toda la violencia con un aura de héroe que elimina toda la carga de sufrimiento y de descenso a los infierno que acumula en su corta existencia. Al mismo tiempo es una supermujer lesbiana o bisexual pero no es esta faceta de su identidad la que conforma su carisma, mas bien es la fuerza interior que le lleva a buscar la justicia allí donde la corrupta policía sueca no llega o donde la dejadez de la sociedad civil mira para otro lado. El segundo héroe es un periodista Mikael Blomkyist que forma parte de esos ciudadanos concienciados que siempre estarán en contra de la violencia contra las mujeres. La historia es muy buena pero tal vez se pierda un poco en momentos de acción de tal forma que  la denuncia del comercio sexual pasa más por encima.

Anuncios

Acerca de afri2

Entusiasta amante del cine
Esta entrada fue publicada en acción, tema gay-lésbico, thriller. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s