El exilio violeta

Marta Pessarrodona nos sumerge en el conocimiento de las mujeres intelectuales que tuvieron que vivir un exilio bien interior o exterior. Nos hace una visión general que sí es de agradecer, sin embargo, se echa de menos la profundización en el mundo que vivieron. Nos interesaría que hilvanara temas de conexión con su época.

De cualquier modo es muy interesante descubrir a mujeres como Irene Polo que vivieron abiertamente su lesbianimo en tiempos difíciles para todas. Una lástima que no encontremos más información de Ana María Martínez Sagi en una obra que reclama visibilizar y poner en valor personajes poco estudiados desde la Historia.

Anuncios

Acerca de afri2

Entusiasta amante del cine
Esta entrada fue publicada en ensayo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s